Que la tecnología avanza a pasos agigantados, ya no es novedad para nadie. Y que hay que adaptarse rápidamente a los cambios y sacar el mejor provecho posible de las nuevas tecnologías disponibles, tampoco es noticia. Y seguro ya muchas empresas hoteleras están conscientes de que la mejor manera de sobresalir y estar un paso adelante en la competencia del mercado, es ofreciendo servicios adecuados a los nuevos estilos de vida de la actualidad, tan íntimamente ligados a los avances tecnológicos. En este artículo se presentan las 10 principales tendencias en la tecnología para hoteles, que marcarán el rumbo en cuanto a las nuevas estrategias de marketing, y también influirán en el modo en que se gestiona un hotel y en los servicios que el cliente espera le sean ofrecidos.

1. La presencia en los medios sociales

Internet es en la actualidad uno de los medios de comunicación que llega a mayor cantidad de personas en el mundo. Las redes sociales cobran cada vez más fuerza y su influencia se nota en la sociedad. Es por esta razón que todas las empresas del sector turístico, incluidas obviamente las del sector hotelero, deberán considerar, dentro de su estrategia de marketing, la integración de los medios sociales como parte del plan. Pero no sirve de nada ganar seguidores o fans si luego no se sabe qué hacer con ellos. Tener muchos seguidores no significa que éstos se convertirán en clientes, para lograrlo, hay que desarrollar estrategias de marketing adecuadas.

2. Diseñar ofertas personalizadas

Se deben utilizar todos los datos sobre los clientes, obtenidos a través de las distintas herramientas del e-marketing, para ofrecer paquetes personalizados, adaptados a las necesidades y las preferencias de cada cliente. El individualismo y la personalización del servicio son tendencias muy importantes, hay que aprovechar los adelantos tecnológicos para satisfacer esta demanda.

3. Maximizar la utilización de diferentes canales de venta directa

Es de fundamental importancia tener varios canales de distribución, aprovechando la tecnología para combinar distintos canales de venta directa: GDS, IDS, portales en internet, call center, etc.

4. Extender servicios a través de aplicaciones móviles

Cada vez mayor cantidad de personas utilizan sus móviles para planificar sus viajes, y prefieren realizar las reservas de vuelos y hoteles desde el móvil. Hay que ponerse al día y ofrecer este servicio al cliente, una aplicación móvil que permita conocer la disponibilidad del hotel, las tarifas, y que permita realizar reservas en el momento.

5. Comercio a través de Facebook

La integración de un motor de reservas en un perfil de Facebook es una de las herramientas tecnológicas que sin duda marcará una tendencia en la industria hotelera.

6. Las video-conferencias

Todo hotel que pretenda estar a la cabeza en el uso de tecnología, debe disponer de un equipo con webcam y un software adecuado, como Skype o similar, a fin de entablar video-conferencias con los clientes que lo requieran.

7. El servicio WiFi

La creciente popularidad de la conexión WiFi hará que los hoteles que ofrezcan este servicio de manera gratuita, tengan mayores posibilidades de conquistar nuevos clientes.

8. Más servicios adaptados a las nuevas tecnologías

Hoy en día es muy importante que un hotel pueda ofrecer cofres de seguridad con espacio para albergar una notebook, televisores con puerto USB para que el pasajero pueda visualizar sus fotos u otros archivos, plataformas para conectar el iPod al sistema de audio, etc.

9. Un PMS moderno

Los PMS, Property Managment System, son programas diseñados para manejar adecuadamente la gestión del hotel, desde las reservas, hasta los reportes del check out, pasando por el front desk, y el control de las habitaciones. Contar con un software de PMS actualizado, modular, capaz de adaptarse a las necesidades del hotel, es indispensable para una eficiente gestión hotelera.

10. Programas de fidelización de clientes

Las aplicaciones móviles permitirán tener un contacto directo y muy personal con el cliente, permitiendo ofrecerle un servicio adaptado a sus preferencias, y permitiendo también diseñar una estrategia de fidelización personalizado, mediante encuetas post-estancia, por ejemplo. Se debe aprovechar esta estrecha relación en el cliente para lograr que se transforme en un cliente habitual.
Estas son las tendencias actuales en lo que a tecnología hotelera se refiere, pero es bien sabido que la evolución en tecnología y servicios nunca se detiene, y siempre se debe estar al tanto de las novedades, si se desea estar a la vanguardia de la competencia.