La pandemia de Coronavirus que ha afectado a todo el mundo nos obliga a adaptarnos a una “nueva normalidad” en todos los aspectos de la vida. Incluso al trabajar y atender nuestro negocio. Si eres parte de la industria hotelera, sabes que la forma de interactuar con los huéspedes ya no será la misma. Deberemos ser mucho más cuidadosos y prudentes a la hora de recibirlos y brindarles nuestros servicios. En este artículo te dejamos algunos tips para vincularte con tus clientes en el contexto de COVID-19.

1- Información: un aspecto importante es que nuestros clientes estén informados en todo momento de cuáles son las medidas de seguridad sanitaria que estamos aplicando en el hotel. Lo ideal es poder explicarlas antes de que confirmen la reserva, para que sean conscientes de ellas y las respeten cuando lleguen al hotel.

Durante la estadía se pueden colocar carteles con las medidas implementadas y con los pasos a seguir por los huéspedes para respetarlas y garantizar su seguridad en todo momento.

2- Recepción: en primer lugar debemos dejar en claro cuántos clientes pueden permanecer en la recepción a la vez. En segundo lugar, es necesario poner a disposición los desinfectantes necesarios para que los huéspedes limpien sus manos en todo momento. En tercer lugar, se puede alentar a los huéspedes a pagar con medios electrónicos para evitar el manejo de dinero. Por último, se debe poner a disposición de los clientes las llaves digitales o electrónicas, en donde el huésped puede abrir su habitación con una tarjeta que lleva consigo en su teléfono móvil.

3- Buffet y restaurantes: el problema principal de estos espacios es que en ellos conviven varias personas al mismo tiempo y las mesas están muy cerca unas de otras. Se aconseja reducir la cantidad de mesas y alentar el servicio a la habitación. También es necesario eliminar los elementos de uso común como aceiteras, vinagreras, etc. Por último, es importante brindar una menú electrónico para evitar la manipulación del menú en papel.

4- Gimnasios: es clave tratar de desinfectar las máquinas entre un cliente y otro. Al igual que en el restaurante y en la recepción, se debe indicar la cantidad máxima de personas que pueden permanecer a la vez en el lugar. También es importante eliminar los elementos de uso común como las pesas, barras y pelotas.

5- Habitaciones: se deben desinfectar profundamente entre un cliente y otro. También habrá que limpiar los secadores, las perchas y cualquier otro elemento de uso común. Las almohadas y las frazadas deben contar con protectores por más de que estén dentro del placard. Otro consejo es reducir la cantidad de objetos de la habitación, como por ejemplo los de decoración, para disminuir las superficies en las cuales el virus podría instalarse.

6- Ascensores: tal como lo mencionamos en los puntos anteriores, es importante determinar la cantidad máxima de personas. Algunos hoteles les indican a sus clientes que los ascensores no pueden ser compartidos por personas que no pertenezcan al mismo grupo familiar.

7- Flexibilidad: después de las medidas sanitarias, las políticas de cancelación son uno de los elementos más importantes a la hora de optar por un hotel. Debido al clima de incertidumbre en relación al turismo, las personas buscarán alojamientos que les permitan recuperar su dinero fácilmente en caso de que no puedan viajar. Lo ideal es brindar políticas de cancelación más flexibles para que los huéspedes elijan tu hotel.

Si bien la relación con nuestros clientes en el hotel cambiará, lo cierto es que las personas no dejarán de viajar y hospedarse. Tomando estas medidas de precaución, se puede seguir trabajando y recibiendo huéspedes en forma segura no solo para ellos sino también para el personal. ¿Qué piensas de estas medidas? ¿Hay alguna que ya estás adoptando en tu negocio? Te recomendamos comenzar por las que te resulten más simples para luego ir incorporando las siguientes.