¿Cómo supervisar las habitaciones de mi hotel?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Aunque no existe un secreto para llevar a cabo la supervisión de las habitaciones de un hotel, resulta importante considerar y tener presentes determinados parámetros que denotan una buena gestión y un respeto por los intereses del huésped a alojarse.

1.      Tocar la puerta antes de ingresar

Si bien la habitación del hotel seguramente se encuentre vacía, resulta relevante no ingresar directamente a la misma con la llave maestra; sino que debe tocarse la puerta y esperar unos instantes para certificar que la habitación se encuentra efectivamente desocupada.

2.      Asegurarse del buen funcionamiento de las cosas

Resulta indispensable a la hora de supervisar las habitaciones del hotel que todo funcione correctamente. Debe revisarse el estado de la puerta, de la cerradura, de los interruptores y enchufes dentro de la habitación. También es indispensable que se revise el funcionamiento de los televisores, de la cama y de la ducha, así como del resto de los servicios que se encuentren disponibles en la misma.

3.      Atender a la limpieza

Para que un huésped tenga una óptima estadía en el hotel, es necesario que la habitación se encuentre limpia y ordenada. Para ello debe verificarse que tanto las toallas, como la ropa de cama disponible se encuentren en perfecto estado.

Resulta también relevante cerciorarse que no haya polvo debajo de la cama, o dentro de los armarios, así como también que se encuentren vacíos los cestos de basura.

No debe olvidarse la limpieza de las cortinas y persianas de la habitación, así como la de las ventanas que dan al exterior y los espejos disponibles.

4.      Abastecer a la habitación

Es necesario al momento de supervisar las habitaciones del hotel, encargarse de que las mismas se encuentren abastecidas. Ello implica distintas tareas, por ejemplo, en caso de que la habitación cuente con un mini bar, garantizar que aquel se encuentre lleno, con la totalidad de las comidas y bebidas disponibles. También deben inspeccionarse las fechas de vencimiento y los envoltorios, para que todo se encuentre en buen estado.

Otra cuestión relevante a considerar es que los controles remotos (tanto de la televisión, como del aire acondicionado) tengan pilas y funcionen correctamente.

Debe abastecer a la habitación de juegos de sábanas y toallas, así como también de los elementos necesarios en el baño (papel higiénico, jabón, shampoo, acondicionador, cremas, entre otros).

cta

¿Qué es necesario evitar para lograr una correcta supervisión?

Si bien supervisar el estado de la habitación del hotel puede parecer una tarea sencilla, hay ciertas cuestiones que deben evitarse para lograr el resultado deseado.

El individuo o miembro del equipo que se encargue de la supervisión debe tener un conocimiento riguroso sobre los estándares de calidad que el hostal ofrece, así como también de su funcionamiento interno. Debe ser una persona atenta, capaz, enfocada en los detalles, y debe efectuar su labor con un gran nivel de concentración. Hay muchas cosas a tener en cuenta cuando la tarea de supervisión es llevada a cabo, y no puede escapar a su atención ninguna de ellas.

Consejos y cuestiones a considerar

La supervisión debe llevarse a cabo de manera organizada y planificada, por lo que la tecnología resulta ser una herramienta eficaz: puede elaborarse una lista con las cosas que deben atenderse y supervisarse, que irán siendo tachadas por el personal encargado a medida que sean cumplidas.

Otra herramienta útil es la capacitación del sujeto que va a llevar adelante la supervisión de las habitaciones. Puede indicarle el modo de llevar adelante la tarea: además de dotarlo con la herramienta de la tecnología y la check list mencionada, aconsejarle que utilice sus sentidos al momento de efectuar la supervisión: debe observar cada detalle que se le presenta, la armonía del lugar es clave, todo debe estar impecable a simple vista; debe estar atento a los distintos olores que la habitación presente, debe percibirse todo limpio y en perfecto estado; también debe detenerse a oír que todo funcione correctamente: el volumen de la TV, el extractor del baño, el mini bar: nada puede resultar molesto para el huésped, puesto que aquel recurre a la habitación para descansar, y ningún ruido puede perturbar o impedir su disfrute.

Para garantizar una estadía agradable del huésped es necesario que el sitio en que va a alojarse y quizás estar presente la mayor parte del tiempo, se encuentre en buen estado y funcionamiento.

Todos los miembros del equipo que integra al hotel desarrollan una tarea fundamental, que debe ser llevada a cabo con atención y cuidado. Estar atento y ejercer el trabajo de supervisor en el aquí y el ahora, va a evitar futuros problemas o quejas que el usuario pueda efectuar.   

Compartir en