Estrategias de atención al cliente en un hotel

Estrategias de atención al cliente en un hotel
Tiempo de lectura: 3 minutos

La atención que recibe el huésped por parte del hotel es una cuestión fundamental: en muchos casos de aquella depende que el cliente se sienta a gusto y vuelva a elegir el establecimiento elegido, o incluso lo recomiende a un conocido.

La correcta atención que el usuario o cliente reciba puede parecer algo sencillo, o incluso irrelevante, pero la realidad es que configura un eje central de una correcta administración y gestión hotelera.

Atento ello, el encargado de la atención al cliente, debe ser un sujeto suficientemente capacitado, motivado y atento, dispuesto a desarrollar su función y sus labores del modo más eficaz posible.

Consejos para mejorar la atención brindada
  • Trabajar la comunicación

Es importante que el personal a cargo de la atención al cliente desarrolle la comunicación: no solo es importante lo que dice, sino también cómo lo dice. Debe ser paciente, detallista y atento, e intentar resolver las dudas e inquietudes de los huéspedes del modo más claro y eficiente posible.

Aun así, comunicar también incluye la escucha: el personal que brinde atención al cliente debe poner especial atención en aquello que el cliente está manifestando. De este modo va a poder resolver y atender a lo que se le solicita, sin que se genere un dispendio de tiempo, gastos o recursos.

  • Atender a las inquietudes y consultas

Un cliente o potencial cliente puede tener una duda y consultar por la misma a través de distintos medios: ya sea presentándose en el hostal, realizando una llamada telefónica o enviando un mensaje por mail o por una red social.

Atento a los avances que tiene la tecnología a lo largo del tiempo, es importante que el personal dedicado a la atención al cliente desarrolle y atienda a las consultas que los clientes efectúan por todos los medios que se encuentren a su disposición.

Así, el personal a cargo de la atención al cliente, no solo va a tener que resolver aquello que se le presente de modo personal en su lugar de trabajo, sino que va a tener que atender los llamados telefónicos que se le efectúen o contestar los mensajes remitidos a través de las redes sociales.

Si no brinda una atención cordial y rápida a través de los distintos medios enunciados, el cliente no va  a sentirse a gusto ni conforme y seguramente demuestre su descontento, resultando ello un perjuicio para el hostal.

  •   Trato amable y cordial

Ésta es una de las herramientas más importantes en lo que atención al cliente refiere. Aquel va a encontrarse bien predispuesto si, aquel que lo atiende, lo hace de modo cálido y afable.

Tener siempre una buena presencia y recibir cualquier consulta o requerimiento con una sonrisa, es clave para una atención eficaz.

  •   Utilizar software que permita brindar un servicio ágil

Una herramienta muy importante a la hora de atender al cliente es la de contar con un software hotelero que posibilite una gestión rápida y remota de cualquier requerimiento que se solicite.

A través del software van a poderse atender consultas diversas: puede realizarse un check in, gestionar servicios de limpieza, o incluso coordinar una cena.

  •  Cumplir con las expectativas de los clientes

Como se adelantó anteriormente, atender a las exigencias de los huéspedes es un eje central para una correcta atención al cliente: debe saberse identificar las expectativas que aquellos tienen y satisfacerlas en la mejor medida posible.

De este modo, el hostal que brinda una atención ejemplar y satisface las expectativas de sus huéspedes, va a posicionarse por encima de la competencia, obteniendo así un potencial crecimiento y desarrollo.

Es de suma relevancia gestionar de modo correcto las diversas estrategias existentes para lograr así una atención al cliente que sea óptima y se diferencie del resto.

Los beneficios de una buena atención son variados y diversos: el cliente pasa una buena estadía, elige al hostal que le brinda lo que desea, recomienda el alojamiento a otro individuo y vuelve en reiteradas oportunidades.

En la gestión hotelera no solo se trata de captar a un potencial cliente, sino también (e incluso más que nada) en lograr que éste se sienta a gusto y vuelva a compartir el espacio elegido. 

Compartir en