Si piensas en iniciar un hotel y ya tienes bien claros los principales aspectos económicos, comerciales, técnicos y financieros del proyecto, el siguiente paso es conseguir el dinero para empezar.

Elegir la fuente de financiación adecuada es un aspecto que puede ser determinante en el éxito de la nueva empresa.

Existen distintas maneras de conseguir financiación para iniciar un hotel, en muchos casos no se puede decir que una manera sea mejor que otra, sino que simplemente son distintas formas de conseguir financiación, que pueden adaptarse o no a las diferentes situaciones de cada emprendedor.

Antes de comenzar a buscar fuentes de financiación…

…debes tener muy claro cuánto dinero necesitas para comenzar con el emprendimiento, cómo lo vas a utilizar, cuánto tiempo crees que llevará comenzar a generar utilidades y cuál va a ser la rentabilidad del negocio. En otras palabras, lo mejor es que antes de iniciar un hotel tengas un plan de negocios bastante claro, para tener mejores posibilidades de conseguir el dinero que necesitas.

Posibles fuentes de financiamiento.

  • Recursos propios. Siempre hay que comenzar por mirar el propio bolsillo. Los capitales propios son los más utilizados por los empresarios pequeños, según la revista Enterpreneur. Es probable que el dinero que tengas sea insuficiente para iniciar un hotel, pero aún así es importante contar con algo de capital, porque de esta manera será menor el monto de dinero que debas pedir prestado.
  • Familiares y amigos. Es otro de los recursos más utilizados por los nuevos emprendedores: solicitar dinero prestado a familiares o amigos. Es una fuente muy accesible, pero es importante que tengas claro de qué manera y en qué plazo devolverás el capital, para prevenir posibles conflictos por el dinero, ya que podrías tener problemas con personas que en verdad aprecias.
  • Préstamos bancarios y créditos empresariales. Si necesitas una suma de dinero importante, es probable que debas recurrir a un préstamo bancario o a un crédito. Debes comparar diferentes propuestas de distintos bancos y empresas financieras, ya que puede haber variantes importantes. Debes tener conocimientos básicos sobre tasas de interés y otros indicadores, para poder elegir el préstamo que mejor se adapte a tus posibilidades.
  • Programas de apoyo gubernamental. Casi todos los gobiernos cuentan con diferentes programas de apoyo a nuevos emprendimientos y a pequeñas y medianas empresas, ofreciendo capacitación y financiación a los proyectos que se consideran viables. Al tratarse de programas ofrecidos por entidades públicas, muchas veces el papeleo es largo y tedioso, puede llevar bastante tiempo conseguir dinero por este medio. Algunos ejemplos de programas gubernamentales de apoyo a emprendedores son las denominadas “incubadoras de negocios”, los “créditos pymes” y los “capitales semilla”.
  • Inversionistas de riesgo o “Bussiness Angels”. Se trata de inversionistas con mucho dinero disponible para invertir en buenos proyectos. Convencer a un inversionista para que financie tu proyecto de iniciar un hotel no es tarea sencilla, pero tampoco es imposible, si tienes un buen plan de negocios. El inversionista será “dueño” de una parte del hotel, al menos por un tiempo, y estos acuerdos deben estar muy claros en el contrato, porque de otro modo podrías colocar demasiado poder en manos de terceros y podrías perder el control de tu propio negocio. Además, el inversionista por lo general sólo quiere que su dinero se multiplique, y puede ejercer cierta presión sobre ti, reclamando resultados rápidos.

Para conseguir un inversionista, se puede comenzar el contacto a través de algunas páginas de internet que funcionan como “clubes de inversionistas”, como por ejemplo innovateurcapital.com.mx y angelventuresmexico.com. Necesitas tener experiencia laboral, un equipo sólido y un plan de negocios bien establecido para tener mejores oportunidades de conseguir el dinero.

De modo que si deseas iniciar un hotel, ya sabes dónde puedes conseguir financiamiento. ¡Buena suerte!