Según los últimos reportes de expertos y líderes en comercialización y tecnologías, el futuro de las transacciones comerciales en general y empresas que ofrecen servicios de distinto tipo está en Internet. La vida online es una realidad hoy día y es una tendencia en crecimiento. Cualquier necesidad está a un solo clic de distancia. Una búsqueda rápida y ya está. Lo que necesitemos puede ser ordenado y pagado mientras uno permanece dentro de las paredes de su hogar o donde fuere.

Con lo viajes sucede lo mismo. Antes, la experiencia de unas vacaciones era mucho más amplia que tomar el avión. Todo empezaba mucho antes. Había que elegir el destino, buscar información sobre el mismo, ver qué ofrecía, ir a consultar a varias agencias buscando los mejores precios, packs o promociones. Ahora nada de esto es necesario. El viaje empieza donde debe empezar: al tomar el avión. Todas las gestiones anteriores pueden hacerse sin salir del hogar, y parece ser que el método antiguo está próximo a desaparecer. El futuro es la Agencia de Viajes 3.0. Internet ha invadido un área más de nuestras vidas: el relax y las vacaciones.

Dejando atrás el pasado

Para algunos nostálgicos del pasado esto es casi una aberración. Pero todo depende de cómo se mire, y sobre todo de cuánto tardemos en acostumbrarnos al hecho de que la Web puede resolver la organización de nuestras apretadas agendas en solo unos segundos y con una eficiencia muchísimo mayor, pues el volumen de información que contiene no tiene punto de comparación con los datos que nuestros cerebros pueden retener. 

Por eso es necesario actualizarse: la Agencia de Viajes 3.0 es lo último en planeamiento vacacional. Una actualización gratuita y mucho más sencilla de usar, con menor gasto de energía, sin errores imprevistos, sin olvidos fatales. Actualícese.

Ahora bien, ¿qué le queda a la vieja y conocida agencia de viajes? ¿Qué sucederá con esas simpáticas personas que atendían detrás del mostrador y nos recomendaban los mejores lugares? ¿Y los coloridos folletos con fotos de familias alegres a la ribera del mar? ¿Está todo por extinguirse?

Expertos en el área afirman que a pesar del creciente número de personas que se están volcando hacia la realidad virtual y al mundo de Internet, siempre habrá lugar para las añoradas agencias de viajes como siempre hemos conocido.

Un negocio en crecimiento

El reconocido agente de ventas y director de una de las compañías de agencias de viajes online más grande y exitosa (www.expedia.com.au) , Arthur Hoffman, piensa que “a las personas siempre les seguirá gustando ir caminando a una tienda en busca de un servicio personalizado”. Es lógico. Nos acostumbramos a compartir información con otra persona como nosotros, no con una máquina.

Es difícil cambiar tantos años de esa realidad. A pesar de ello, es innegable que, en palabras de este magnate de los viajes, “existe una mirada cada vez más interesada en los mercados online”.

Los números de las empresas avalan tales palabras. A tan sólo una década de empezar a ofrecer sus servicios, la agencia de viajes 3.0 ya acapara el 60% de los planes de viaje que se realizan cada año en los Estados Unidos. Además de esto, este nicho comercial en particular parece ser el preferido por los clientes para consultarlo sin moverse del sillón, puesto que de todos los productos y servicios que se ofrecen online, el más popular es el de los viajes y vacaciones.

Las razones del cambio

Pueden haber 2 razones para esto:

  • Por un lado, las fuertes inversiones económicas en el Turismo. Existe un importante flujo de dinero destinado a campañas de comercialización y presencia de las marcas de agencias de viajes online en los medios, con el propósito de darlas a conocer masivamente, sobre todo a aquellas personas mayores (curiosamente, las más susceptibles de adquirir estos servicios, pues representan la clase trabajadora) que aún no han hecho el “switch” tecnológico, que aún creen que la Internet solo sirve para “chatear” y nada más. Esto representa una fuerte apuesta de las empresas a largo plazo.

La inversión volverá en un sentido de abaratamiento de costos en materia de alquileres de lugares físicos, pago de personal, folletería y otros insumos. Además la posibilidad de captación de nuevos clientes es mucho mayor. Eso explica semejantes inversiones. Cualquier persona en el mundo podrá adquirir los servicios de esta agencia de viajes 3.0; sin importar donde se encuentre. Hablamos de un aumento sencillamente extraordinario del número de potenciales clientes. Ante semejante visión, estas empresas no pueden hacer más que apostar todo su capital a este futuro.

  • La otra razón por la que podría atribuirse tal popularidad en crecimiento de estas agencias online es la oferta continua de paquetes y promociones especiales. Es mucho más fácil encontrar vuelos económicos, hoteles baratos, y todo tipo de descuentos a través de estos medios. Pero no sólo más fácil, sino más variado.

Siendo tan amplio el número de agencias que uno podría consultar online, puesto que la limitación del espacio físico real y locación no existe, es muy probable que sea cual fuere el destino elegido, encontremos alguna empresa ofreciéndonos un descuento especial para hacer el viaje. Y como por lo general es el dinero el factor limitante de nuestras vacaciones, la respuesta sale sola.

Sin embargo, aunque los números y los argumentos parecen ser contundentes, quienes están en el área piensan que las tradicionales agencias seguirán funcionando. Así es que por ejemplo, Hadyn Long, el manager de los Asuntos Públicos de la empresa australiana Flight Centre (www.flightcentre.com.au), no se muestra muy preocupado. Según él “no existe realmente ninguna evidencia que sugiera que las antiguas agencias están en peligro. De hecho, la mayoría de aquellas que están establecidas en Australia desde hace tiempo, parecen haber tenido en el último año performances superiores a las de toda su historia”.

Pero como era de esperar, empresas de tanto renombre como estas no pueden permanecer ajenas a los cambios tecnológicos. Por eso Long afirma que “en Flight Centre estamos en este momento trabajando en la capitalización de todos los espacios”, refiriéndose al hecho de que los clientes de la agencia pueden adquirir los paquetes directamente en el lugar físico donde funciona el emprendimiento, o bien en forma online a través de su página web

Todo es cuestión de confianza

Del mismo modo, otras firmas trabajan en la confianza del cliente en el mundo cibernético. Saben que la debilidad del sistema puede ser la falta de conocimiento de los compradores y su miedo a gastar grandes sumas de dinero en una empresa cuya única referencia es un sitio web.

Por esta razón, expedia.com (www.expedia.com) por citar un ejemplo, tiene a disposición de cualquier cliente una línea telefónica especial de servicio, cuyo fin es específicamente mostrarle al cliente los beneficios de la relación online, y por supuesto, la seriedad de la misma. “La filosofía aquí en Expedia es la de colocar al cliente al mando del negocio, darle confianza” declara Hoffman, uno de los miembros principales del sitio. “Colocar todas las herramientas y la información necesaria al alcance de sus manos, al alcance de un clic del mouse”. “Estamos ofreciendo 75,000 hoteles, una cifra que sería totalmente imposible de manejar en un folleto de turismo o incluso en una agencia local. Los recursos parecen casi ilimitados”.

En sitios como expedia.com se trabaja para confeccionar paquetes turísticos perfectamente adaptados a los clientes, algo que sería muy difícil de hacer de modo manual y que la tecnología informática sí permite. Se incluye alojamiento, vuelos, atractivos turísticos, alquiler de autos. Todo este kit puede armarse a medida de cada quien. Y esto es uno de los puntos fuertes de la agencia de viajes 3.0.

De acuerdo al presupuesto que el cliente maneje, las alternativas son tan variadas que confeccionar un plan de viaje con todos los detalles siempre es posible, además de muy sencillo e interactivo en virtud de las interfaces que manejan estos sitios. Ya no existen solo dos o tres alternativas, sino que hay tantas que uno siempre podrá encontrar alguna que se ajuste a lo que uno puede costear con su bolsillo. Es en definitivas un modo de acercar la chance de vacacionar a los mejores destinos a cualquier persona. La agencia de viajes 3.0 está destinada a ser muy popular…