¿Qué buscan los viajeros en un hotel?

¿Qué buscan los viajeros en un hotel?
Tiempo de lectura: 3 minutos

Si bien es cierto el hotel es un lugar que brinda comodidad y confort, también pudiéramos asociarlo a la tranquilidad y la calidad en su atención. Cuando los viajeros deciden adentrarse al mundo de las aventuras turísticas buscan alojamiento (hoteles) donde además de ofrecer esta gama de posibilidades, también tengan la capacidad de convertir el servicio de hotelería en un hogar más para el hospedado.  

Los viajeros tienen gustos diferentes, existen desde los más exóticos hasta los más formales. Para cada uno de ellos hay opciones. En el caso particular de los exóticos buscan hoteles que rompan con los paradigmas tradicionales, generalmente son hoteles con estilos enfocados en cabañas, servicios sencillos, pero con un buen trato y puntualidad en sus planes o paquetes turísticos. 

Tradicionalmente este tipo de hoteles están ubicados en centros de aventuras turísticas, desde cascadas, parques nacionales, bosques, monumentos históricos o cualquier sitio que permita el deporte extremo. 

Están diseñados precisamente para ese viajero en específico: rebelde, aventurero, curioso por la cultura, tradiciones gastronómicas, entre otros. Son capaces de transformar el turismo en una forma de negocio, dedicación a tiempo completo.

En cambio los formales, definidos como aquellos que viajan por cuestiones empresariales, tienen opciones muy diferentes, sus hoteles están enfocados en un servicio exclusivo, con lugares que permitan realizar reuniones de negocios, encuentros ejecutivos o eventos comerciales. 

Este tipo de hoteles tienen varias áreas, desde la apertura o la recepción, hasta salones habilitados para recibir invitados o realizar cualquier evento formal. Sus habitaciones están diseñadas con colores definidos, neutrales. El negro y el blanco son los más comunes. 

En consecuencia, cualquier viajero coincide en la búsqueda de servicios que estén dirigidos en la responsabilidad de la empresa hotelera (puntualidad en sus planes y servicios, calidad, ambiente agradable, atención las 24 horas del día y una buena planificación en las vías de comunicación).

Puntualidad en sus planes y servicios 

Cuando la puntualidad es una de las ventajas de la empresa hotelera, el viajero siente placer, confianza y reconocimiento de su servicio. El tiempo siempre debe jugar a favor del turista, ya que son aspectos que mantiene la seriedad del servicio, veracidad y, por supuesto, el reconocimiento de sus clientes. 

Es importante señalar que existen hoteles donde sus paquetes de servicio varían. Desde solo alojamientos hasta los boletos aéreos. Todos estos servicios deben estar guiados por la puntualidad. Así lo prefiere cualquier viajero. 

Calidad: preferencia de los viajeros

La calidad también forma parte de la búsqueda constante de los turistas. Ellos optan por tener servicios (sencillos o vip) pero de calidad. Esa ventaja implicada muchas áreas. La principal consiste en la atención, el buen trato y la empatía entre el servidor y el turista. 

Estas cualidades impulsan a tener una fidelidad del hotel. Cuando un viajero recibe un buen trato y los servicios que requiere son ofrecidos de inmediato, seguramente el turista tendrá una fidelidad a ese hotel y probablemente será su opción principal cuando decida viajar nuevamente a esa zona. 

La limpieza y el orden en las habitaciones se integran a la calidad del servicio. Cuando un viajero, bien sea formal (de negocios) o aventurero (turista) tiene como primera impresión el orden, la pulcritud de los aspectos que definen al hotel y la comodidad al descansar, tendrá el hotel muchos puntos a su favor. 

Calidad y precio 

Se sabe que cada turista busca esta “combinación perfecta”: calidad y precio. Por tal razón los encargados hoteleros deben manejar paquetes que den una empatía y un equilibrio perfecto que sea atractivo para los viajeros. 

El precio siempre dependerá de cuantos aspectos “Premium” existan en las habitaciones, el tiempo de hospedaje y los recursos económicos disponibles de los turistas. Para ello, es necesario que las empresas hoteleras realicen un estudio de mercado para llegar a todos los sectores económicos. 

Ambiente agradable: zonas atractivas 

Siempre dependerá del tipo de turista. Cuando nos referimos a viajeros aventureros, de una población juvenil, buscan cadenas hoteleras que ofrezcan espacios de atracción, recreación. A estos espacios lo identificamos como discotecas, tascas, con la combinación entre zonas caribeñas o climas más conservados. 

Generalmente para los turistas formales (ejecutivos) la preferencia es otra. Ellos buscan sitios más individuales, entre los restaurantes, sitios culturales u obras artísticas. 

Vías de comunicación: consolidadas 

De toda cadena de hoteles los turistas están en la búsqueda de la accesibilidad, la buena imagen y las ofertas atractivas. Por tal razón, cuando los turistas optan por planificar un viaje siempre buscan en las herramientas digitales por la rapidez y la atención. 

En consecuencia, si una empresa hotelera no cuenta con imágenes y los servicios de reservas en las redes sociales, probablemente perderá una cantidad importante de clientes.  

Compartir en