Turismo post COVID-19: Comienza una nueva forma de viajar

Tiempo de lectura: 3 minutos

El Coronavirus ha cambiado la forma de vivir y de relacionarse de las personas a nivel mundial. Y el turismo, no ha estado ajeno a estas alteraciones. Se trata de un sector que, según el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo, genera anualmente el 10,4% de lo producido por la actividad económica. Si bien, esta industria ha sufrido un duro golpe durante los últimos meses, hay algo que es seguro: la humanidad no dejará de viajar. Las personas se seguirán desplazando, aunque tomando algunas precauciones. En esta nota te contamos cómo será el turismo post COVID-19.

Actividad hotelera: flexibilidad, privacidad e higiene

Los hoteles son una parte esencial de los viajes. Luego de elegir el medio de transporte, el paso siguiente es seleccionar el hospedaje. Post Coronavirus, el sector hotelero deberá considerar varios factores para ofrecer un servicio seguro para los huéspedes. ¿Qué habrá que tener en cuenta?

Flexibilidad: después de las medidas sanitarias, las políticas de cancelación son uno de los elementos más importantes a la hora de optar por un hotel. Debido al clima de incertidumbre en relación con el turismo, las personas buscarán alojamientos que les permitan recuperar su dinero fácilmente en caso de que no puedan viajar.

-Privacidad: el sector hotelero deberá apuntar a reducir el número de personas en un mismo ambiente. Algunos hoteles están reemplazando el clásico buffet del desayuno por el servicio a la habitación para evitar que los huéspedes se reúnan en espacios comunes. Otra excelente alternativa es disminuir la cantidad de mesas en los restaurantes y tomar algunas medidas como ofrecer el menú digital a través del código QR y colocar paneles divisorios entre las mesas. También se tornará muy importante la tarjeta de crédito a la hora de realizar los pagos.

-Higiene y bioseguridad: se deberá garantizar a los huéspedes el cumplimiento de todas las normas sanitarias. Algunas de las medidas que pueden tomarse en este sentido son:  asesorías en buenas prácticas de higiene, el uso de pulverizadores electrostáticos para desinfectar las superficies, tomarles la temperatura a los huéspedes, atenderlos manteniendo la distancia apropiada y la distribución de guantes y mascarillas

Medios de transporte: garantizar la movilidad segura

Los medios de transporte masivos también deberán tomar recaudos para adaptarse a este nuevo contexto mundial. Y tendrán que hacerlo estableciendo los protocolos necesarios para garantizar a los turistas una movilidad biológicamente segura. ¿Cómo se logra esto?

-Desinfectando y aseando de manera cuidadosa los sitios comunes por donde transitan los pasajeros: sillas, ventanas, pasamanos.

-Evitando las aglomeraciones de personas en las terminales de transporte, ya sean aéreas o terrestres.

-Cuidando la distancia entre los pasajeros durante todo el viaje.

-Asegurando que los viajeros lleven cubrebocas durante el trayecto y brindando elementos de seguridad a la tripulación como gafas, protectores y guantes.

-Tomándole la temperatura a los pasajeros y estableciendo espacios libres de COVID-19 en las terminales.

Contar con estas medidas serán fundamentales para que los turistas elijan al transporte masivo a la hora de viajar. Hay que tener en cuenta que los consumidores se volverán mucho más exigentes no solo con los transportes sino también con los destinos y los hoteles.

Los especialistas aseguran que la pandemia acelerará la transición hacia el turismo sostenible. Los viajeros optarán por empresas, ya sea hoteleras o de transporte, que implementen prácticas sostenibles con el medio ambiente y con la comunidad, eso significa que sean compatibles con el cuidado de la naturaleza y la equidad social. En este sentido, el ecoturismo y el turismo rural serán los más beneficiados. Los turistas elegirán una movilidad más ecológica, reduciendo los viajes largos y privilegiando los destinos de proximidad. Además se alojarán en hoteles menos masificados, más conectados con el entorno natural y con las poblaciones locales.

Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial del Turismo, asegura que el turismo siempre ha sido un aliado en la recuperación de las crisis mundiales y ha traído beneficios considerables que trascienden a su sector. Por eso, confía en que la industria volverá a despegar y que se renovará para transformarse en un sector vinculado no solo con las necesidades de los viajeros sino también más respetuoso de la naturaleza y de las personas.

Compartir en